Ayerdi considera “inaceptable” el cierre de Trenasa y dice que trabajará “hasta el final” para evitarlo

Publicidad

El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, ha considerado “absolutamente inaceptable” la decisión del Grupo CAF de cerrar la planta de Trenasa en Castejón y ha asegurado que el Ejecutivo trabajará “hasta el final” para tratar de evitarlo.

“Estamos jugando el partido hasta el final y estamos hablando con todos los agentes que tienen un papel que jugar”, ha señalado Manu Ayerdi en una comparecencia en el Parlamento de Navarra solicitada por Izquierda-Ezkerra, EH Bildu y Navarra Suma.

El consejero ha explicado que el expediente para el cierre de Trenasa y el despido de 110 trabajadores entró el 2 de octubre en el registro del Gobierno de Navarra y no se han advertido deficiencias formales. El periodo de consultas finaliza el 31 de octubre y la semana que viene hay previstas tres reuniones entre la empresa y el comité.

Ayerdi ha señalado que el Gobierno de Navarra ya ha dicho a la empresa que el cierre es “inaceptable”. “Se le ha trasladado que si se diera un contexto acreditado de reducción de carga de trabajo se podría entender que la empresa tomara decisiones, pero no podemos asumir que esas decisiones no se hagan de forma proporcional a todas las factorías que tiene en el Estado”, ha afirmado.

El consejero ha señalado que “estamos entrando en la recta final del periodo de consultas y hoy seguimos trabajando para que CAF modifique su decisión de despedir a los 110 trabajadores antes de final de año y cerrar la fábrica de Castejón el 31 de diciembre”. “Estamos en contacto con todos los agentes que consideramos de interés, de forma destacada con la empresa, pero también el Ministerio de Industria, Renfe o el Gobierno vasco. Haciendo un símil deportivo, los partidos terminan al final de los 90 minutos y como Gobierno de Navarra lo estamos disputando hasta el final”, ha asegurado.

Ayerdi ha explicado que Trenasa ha recibido ayudas públicas por valor de unos 2,5 millones de euros, de los cuales 1,8 son anteriores a 2010, 373.000 euros corresponden a 2010-2011 y el resto a años posteriores.

Durante su intervención, Ayerdi se ha detenido en explicar la participación de la sociedad pública Sodena en las empresas Vectia y Solaris. Según ha explicado, en octubre de 2016 Sodena entró en Vectia tomando una participación del 30% frente al 70% del Grupo CAF. En febrero de 2018 los dos socios acordaron acudir a una ampliación de capital para e impulso de Vectia y en junio de 2018 CAF anunció la compra de Solaris.

Fruto de esta última decisión, se inició un proceso de negociaciones entre Sodena y CAF que culminó en un acuerdo según el cual en contraprestación a los 7 millones aportados por Sodena como socio de Vectia, la empresa pública recibió el 2,8 por ciento de Solaris y se pactó una permanencia hasta el 20 de diciembre de 2025. En concreto, se pactó la salida en 2025 con un valor tope de 9,5 millones.

Dentro de esta operación, se acordó también que Navarra sería la opción preferencial de fabricación de vehículo eléctrico de Solaris más allá de sus instalaciones de Polonia y se fijó Castejón como lugar preferencial para la ampliación de las capacidades de fabricación de Polonia, según ha explicado Ayerdi. Se acordó asimismo que Trenasa continuaría siendo proveedor preferente en la fabricación de los modelos de la actual plataforma Vectia y que Navarra fuera la opción preferente para el desarrollo de cualquier actividad de I+D que se llevara a cabo fuera de Polonia.

Ayerdi ha señalado que en junio de 2019 se mantuvo una reunión entre las dos partes en la que “se observaron diferencias significativas de margen entre el coste de fabricar autobuses en Polonia y en Castejón y había espacio para analizar medidas correctoras, pero se decidió que no era el momento de acometer es análisis”.

NAVARRA SUMA DICE QUE SE USA “COMO MEDIO DE PRESIÓN” A LAS FAMILIAS

El portavoz de Navarra Suma, Carlos Pérez-Nievas, ha afirmado que se está “utilizando como medio de presión a 110 familias de Castejón, que tienen que ver cómo una senadora del PNV en el Senado pregunta a la ministra de Industria ‘a ver qué hace con el contrato que tiene que adjudicar Renfe, en el que ha dejado fuera a CAF, porque ya hemos cerrado Trenasa, y a ver si nos dan parte del pastel'”. “Es una indecencia política del máximo nivel presionar con el cierre de una planta en Navarra por una senadora del PNV”, ha dicho, afirmando que “el Gobierno vasco tiene casi el 2% de CAF y tiene a consejeros del PNV en el consejo de administración de CAF”. “CAF está humillando y utilizando al Gobierno de Navarra y a los trabajadores de Trenasa”, ha dicho, para defender que “Trenasa tiene que seguir trabajando porque no hay ninguna razón objetiva para que no lo haga”.

La portavoz de EH Bildu, Laura Aznal, ha afirmado que “fue totalmente sorpresivo el hecho de que Trenasa presentara este expediente, porque recientemente había formalizado contratos fijos, tenía una importantísima cartera de pedidos y estaba realizando importantísimas inversiones en sus instalaciones”. “Coincidimos en que es inaceptable y tenemos que empezar a hacer cosas de forma urgente. Cuando se hacen acuerdos con empresas, cuando se les ayuda, hay que exigir contrapartidas”, ha afirmado.

La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha afirmado que si la empresa “no recibe presiones del Gobierno de Navarra y del Gobierno del Estado, y si ambos Gobiernos y el Gobierno vasco no actúan políticamente no creo que nada pueda impedir el cierre”. “Creemos que sí se puede hacer algo y se debe. La cuestión es sí se quiere hacer o se va a quedar en buenas palabras. Renfe es una empresa pública y sus decisiones deberían estar condicionadas al no cierre de empresas. CAF ha jugado con Navarra, con el Gobierno de Navarra, con los trabajadores y con las familias”, ha dicho.

Por parte del PSN, Ainhoa Unzu ha destacado que la representación de los trabajadores solicitó recientemente en el Parlamento que el Gobierno foral se implicara en la búsqueda de una solución y ha valorado que ha valorado los contactos que esta manteniendo el Ejecutivo para evitar el cierre. “Todos los esfuerzos son pocos, pero hay que ser conscientes de que la competencia del Gobierno de Navarra es la que es y hay decisiones que no son controlables por parte de las instituciones, y la última palabra será de la empresa”, ha asegurado.

El portavoz de Geroa Bai, Mikel Asiáin, ha explicado que su grupo ya ha venido criticando “contundentemente la decisión tomada por CAF, cuando la empresa firmaba contratos fijos en la víspera del cierre, terminaba el acondicionamiento de una nave para pintar vagones o instaba a la plantilla a terminar pedidos para contar con stock”. “No compartimos la argumentación de la empresa aduciendo pérdida y caída de la cartera de pedidos, porque le corresponde a ella repartir entre sus diferentes centros de producción esa cartera”, ha señalado Asiáin, que ha pedido a Ayerdi que continúe en los próximos días trabajando en este asunto porque “hay 110 puestos de trabajo en el aire”.

Por último, el portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha señalado que, tras escuchar al consejero, su grupo se queda con que “hay partido” y ha considerado “muy importante que el consejero haya intercedido con todos los agentes implicados”. “Confiamos en que ese partido se juegue por los intereses de Navarra y se defina como se defina este proceso, preguntaremos cuál ha sido la actitud de todos los agentes porque nos interesa saber hasta qué punto se han apretado las tuercas a una empresa que ha decidido actuar contra los intereses de todos los navarros”, ha afirmado.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.