Alberto Catalán (UPN) pide en el Senado más recursos en las escuelas de «alta complejidad social»

PAMPLONA, 1 (EUROPA PRESS)

El senador de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Alberto Catalán, ha solicitado en el Senado más recursos en las escuelas de «alta complejidad social» y, concretamente, la disminución de ratios en aquellos centros educativos que tienen mayor número de alumnos con necesidades específicas o mayor índice de segregación.

Todo ello, según ha indicado en un comunicado, «a fin de prevenir los efectos negativos que estas circunstancias tienen en los estudiantes» y para «garantizar que tanto este alumnado como sus compañeros de clase puedan desarrollar todas sus capacidades, evitar el absentismo escolar y el abandono temprano, compensar las desigualdades y garantizar la calidad y equidad de la educación».

Catalán se ha referido al informe de la Junta Superior de Educación/Consejo Escolar de Navarra correspondiente al curso 2019-2020, según el cual en esta Comunidad «hay 10.233 escolares de origen extranjero, lo que se ha traducido, en los últimos años, en un notable incremento del número de alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo».

Asimismo, de los 19.000 alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo a causa de incorporaciones tardías, condiciones personales o historia escolar, «los más sensibles del sistema», el 77,7% están escolarizados en centros públicos en castellano, el 15,2% en centros concertados en castellano, el 6,73% en centros públicos en euskera y el 0,30% en centros concertados en euskera, «cuando la enseñanza en castellano representa en Infantil, Primaria y ESO un 73,2% en castellano y un 26,6% en euskera».

SEGREGACIÓN Y BAJADA DE RATIOS

Por este motivo, el senador regionalista ha defendido este miércoles en la Comisión de Educación de la Cámara Alta varias enmiendas a sendas mociones del Grupo Socialista en las que se solicita la creación en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación de dos grupos de trabajo: uno para analizar el problema de la segregación y otro para estudiar la viabilidad de la bajada de ratios en los centros de estas características.

Las enmiendas del senador Navarro piden «mayor concreción» al respecto, estableciendo un plazo de seis meses para la puesta en marcha de ambos grupos.

Respecto al problema de la segregación -España, con la Comunidad de Madrid a la cabeza, es el sexto país de la Unión Europea con escuelas más segregadas-, el senador navarro se ha mostrado partidario de «incrementar también los apoyos individuales y de aula», así como de desarrollar un plan específico para su prevención «desde el respeto a la libertad y el derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos».

En lo que se refiere a la disminución de ratios en las escuelas de mayor complejidad social, mientras la iniciativa socialista «resulta un tanto tibia puesto que, grosso modo, propone un análisis de la situación», Catalán se muestra «mucho más contundente». «Hay que acordar con las Comunidades Autónomas la reducción de la ratio profesor- estudiante y la disminución de las ratios máximas en las aulas de estas escuelas», ha defendido.

Una iniciativa «ya recogida en la moción que UPN presentó en abril del año pasado» y que la Comisión de Educación y Formación Profesional rechazó dos meses después, en su sesión del 30 de junio de 2021.

«Los centros educativos siguen incrementando el número de alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo, mientras el Ministerio de Educación y Formación Profesional mantiene unas ratios máximas por aulas en las que no se contempla la concentración de este tipo de alumnado», ha subrayado.

Y, como consecuencia, «las necesidades de los alumnos más vulnerables del sistema educativo español no se están cubriendo, a pesar de los esfuerzos que se vienen realizando, fundamentalmente por parte de las comunidades autónomas».

«Las consecuencias no solamente las pagan estos niños, sino también sus compañeros, y no nos parece justo ni adecuado ni para unos ni para otros. La equidad y la igualdad de oportunidades en el sistema educativo español, y más concretamente en estos centros y de manera específica en estas aulas, se resiente de manera considerable», ha remarcado.

El senador de UPN también ha defendido el incremento de ratios en los casos de matriculación sobrevenida, un fenómeno ante el cual «la reacción de las administraciones educativas es lenta y, en muchas ocasiones, inexistente». «La necesidad de apoyos y refuerzos, así como la disminución de las ratios por aula debiera ser, también en estos casos, inmediata», ha señalado.

Catalán ha añadido que, aunque «la disminución de las ratios no es la solución definitiva para mejorar la educación en nuestro país», sí constituye «un factor que hay que tener en cuenta en determinados centros educativos, en especial a aquéllos que concentran alumnos pertenecientes a familias socioeconómicamente desfavorecidas, centros en los que disminuye considerablemente la equidad y la igualdad de oportunidades».

«Por eso se considera necesario seguir mejorando la atención a la diversidad y a los alumnos más vulnerables del sistema, incrementando y mejorando los apoyos individuales, pero también mediante la disminución de las ratios», ha remarcado.

Por último, el senador ha criticado la «hipocresía del Partido Socialista al cuestionar la enseñanza concertada cuando sus altos cargos y miembros del Gobierno escolarizan a sus hijos en dichos centros, como es el caso de la anterior ministra de Educación, Isabel Celaá, y de la actual, Pilar Alegría».

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.